Regreso a las aulas sería un riesgo

Maestros ven con preocupación la política que han seguido las autoridades federales de educación y de salud, presionando al magisterio para que haya un regreso general a las aulas en el 2022, independientemente de las variantes del coronavirus que han surgido y que se ha visto que afectan principalmente a quienes no están vacunados, y en el caso de México, son precisamente los menores de 15 años quienes no han sido beneficiados con la vacuna.

José Luis Zúñiga Basilio, representante de la Asamblea Estatal Democrática de la Sección 40 del Sindicato-Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE), reprobó que la Secretaría de Salud federal diga que variantes del virus habrá muchas y no por eso se deben contar, tampoco modificar los planes de regreso a una nueva normalidad.

Sin embargo, en el sector educativo lo que llaman la nueva normalidad no aplica, ya que no existen las condiciones para un regreso seguro, porque reiteró, los estudiantes de nivel básico no han sido vacunados, y además, la infraestructura educativa no ha sido modificada para garantizar el distanciamiento social, tampoco hay apoyo de insumos para la protección de los estudiantes.

Sobre el anuncio que hiciera el subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell, de la aplicación de refuerzo de la vacuna anticovid a los trabajadores de la educación, indicó que si bien es algo positivo, todavía no se sabe una fecha exacta y tampoco la marca de la dosis que les aplicarán, recordando que en mayo fueron vacunados con la dosis de CanSino, que ha sido duramente cuestionada por su efectividad.

Consideró que esto se da ante la presión del magisterio de varios estados del país y los casos que se han detectado en cientos de escuelas, “ahora se ven obligados a aplicar el refuerzo, pero después de los adultos mayores y el personal de salud. Con esto el manejo de la pandemia deja mucho que desear, sobre todo en el sector educativo que dicen es prioridad, pero no lo demuestran”.

El representante magisterial reiteró que el actuar del Gobierno Federal puede ser hasta contradictorio, porque mientras en otros países se reporta incremento de casos en menores que no han sido vacunados, por la variante ómicron, en México insisten que no es necesario vacunarlos, sólo a los adultos mayores, personal de salud y ahora de la educación.

Otros articulos