Repatrian 19 cuerpos de migrantes a Guatemala

Los cuerpos de 19 migrantes guatemaltecos fallecidos en el accidente ocurrido el 9 de diciembre en la carretera Chiapa de Corzo-Tuxtla Gutiérrez, fueron repatriados este jueves a Guatemala, informaron propietarios de las funerarias encargadas del traslado en territorio mexicano. 

Marcela Díaz Carachure, delegada en Chiapas de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias, explicó que 18 cadáveres fueron llevados al aeropuerto Ángel Albino Corzo, de donde un avión de la Fuerza Aérea Mexicana los transportó a la capital guatemalteca. 

Agregó que un cuerpo más fue llevado vía terrestre a la frontera con el país centroamericano -ubicada a unos 160 kilómetros de San Cristóbal-, donde una funeraria local se haría cargo de su traslado hacia su natal Totonicapán. 

Los 19 cadáveres salieron este jueves a las 5 horas con 15 minutos en nueve vehículos de Funerales y Velatorios San Cristóbal, con sede en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, a donde fueron traídos la víspera para ser embalsamados, pues se encontraban en la morgue de la capital y otros municipios.  

Díaz Carachure dijo que entre los 19 cuerpos se encontraba el de una mujer y los de cuatro menores de edad. “El recorrido será hacia el aeropuerto para hacer la entrega a las autoridades pertinentes para que los manden” a Guatemala, aseveró.

“Llevamos todos los documentos. Esta encomienda la tenemos dos funerarios en el estado: Funerales y Velatorios San Cristóbal y Funerales Figueroa, con sede en Comitán, que pertenecemos a la Asociación Nacional de Directores de Funerarias, capacitados y comprometidos con la prestación de estos servicios”, aseveró. 

Manifestó que “la encomienda que tenemos es del Gobierno Federal para hacer la repatriación de las personas que lamentablemente perdieron la vida en el accidente”. 

Comentó que entre las dos funerarias mencionadas, han realizado conjuntamente la repatriación de 49 cuerpos. 

Jorge Luis Díaz Figueroa, propietario de Funerales Figueroa, con sede en Comitán, dijo a su vez que todo el proceso se ha hecho en tiempos muy cortos, sin dejar de lado el profesionalismo, pues las dos funerarias han realizado un gran equipo. 

“Todo se ha hecho en tiempos muy cortos, pero no podemos dejar a un lado el profesionalismo con el que hemos actuado. Hemos hecho un gran equipo las dos funerarias, si no, hubiera sido imposible hacer la labor titánica que hemos hecho”, expresó.  

Aseguró que ocho embalsamadores prepararon 19 cadáveres “en menos de 18 horas. Es algo inédito esto. El trabajo ha sido hecho con profesionalismo. Nos hemos basado con químicos de patente americanos, lo que garantiza que los cuerpos llegarán en buenas condiciones para que la familia los pueda velar. Durarían sin problemas un mes o mes y medio”.  

Díaz Figueroa reiteró que “ha sido una labor titánica y hemos actuado con toda responsabilidad y cuidado en el reconocimiento de cada persona, que lleva sus documentos de identificación, con los cuales podemos manejar una logística y la familia podrá recibir el cuerpo”.

Sostuvo que desde hace poco más de un mes “ha sido un proceso largo y desgastante. Hemos estado en diferentes dependencias, pero hemos tenido mucho apoyo de la Fiscalía General de la República, de los agentes del Ministerio Público, del Registro Civil y las autoridades de Salud”. 

“El mayor problema ha sido el reconocimiento de las personas fallecidas porque las familias vienen de lejos y probablemente tengan carencias económicas. Todavía el martes llegó una familia a reconocer un cuerpo”.  

Otros articulos